Mindfulnes y psicoterapia

Mindfulness es una de las principales psicoterapias de las denominadas de “tercera generación”. Este grupo de terapias se caracterizan por considerar los fenómenos mentales (pensamientos, emociones, etc) como eventos privados no relacionados con la realidad y que el individuo puede observar de manera objetiva sin identificarse con dichos fenómenos.

Aunque Mindfulness tiene su origen en técnicas orientales, los fenómenos de atención plena han existido en todas las culturas y se consideran patrimonio de la humanidad. La actual psicoterapia Mindfulness surgió en la Universidad de Massachussets a finales de los años 70 y constituye una psicoterapia científica, avalada en múltiples evidencias disponibles.

A nivel clínico, Mindfulness ha demostrado su eficacia en el tratamiento de enfermedades psiquiátricas como la depresión (la Guía NICE británica lo recomienda en depresión recurrente), ansiedad, trastorno obsesivo, insomnio, trastornos de conducta alimentaria, adicciones, etc.

También es eficaz en enfermedades médicas ( dolor crónico, fibromialgia, fatiga crónica, etc.).

La comprobación por neuroimagen de los cambios estructurales que en el cerebro produce la meditación mindfulness, ha provocado su expansión a nivel mundial, y probablemente será hoy en día la psicoterapia que más estudios de investigación ha incorporado en el último año.